¡¡Hola, Invitado!! Estás en Kuroi Bara, ¡que apenas tiene 2104 días de edad!

Hay un total de 146 foros/categorías, 288 argumentos, 1119 mensajes y 71 usuarios.

Nuestro último usuario registrado es Splendid. ¡Bienvenid@, Splendid! ♥

Conectarse

Recuperar mi contraseña






<span style=
Los cerezos comienzan a florecer y todo se tiñe de un precioso color verde con motas de millones de colores más gracias gracias a las flores. Empieza a hacer más calor y las chaquetas muy gordas sobran.
Kuroi Bara Top List Shiki Topsite!The Top 100 Dangerous Sites Sakurai Club Top List Sekai Anime Top List Lost Top-Site Apocalyptica TopSite ¡Haz click y Vota este sitio en TOP-WEBS.com!! Onigroup Top List Apocalyptica Toplist Overloaded topsite
Últimos temas
» Afiliacion normal - Naruto Advance
Jue Mar 21, 2013 1:56 pm por Invitado

» Gakuen Cross [Recién abiero] ~ Normal
Mar Feb 05, 2013 11:08 pm por Invitado

» Absolute Innocence {Afiliación Normal}
Lun Ene 28, 2013 4:34 am por Invitado

» "Internado Sacred Blood" ¤ Afiliacion Elite ¤ [Recien abierto ]
Dom Ene 20, 2013 5:07 am por Invitado

» Instituto Takemori {Cambio de botón}
Dom Ene 13, 2013 3:52 am por Invitado

» Aviso de Code Geass: Endless Dark
Miér Dic 12, 2012 8:35 am por Invitado

» XXXWorld: Una nueva aventura [Apertura] [Élite]
Mar Dic 04, 2012 1:13 pm por Invitado

» Bishoujo | Foro para chicas [Normal]
Vie Nov 30, 2012 11:22 pm por Invitado

» blackstone academy [Afiliacion Normal]
Dom Nov 11, 2012 1:02 pm por Invitado


• 21 de marzo • Equinoccio de Primavera
(Shunbun no hi)




Foros


Kasodani City Rol Kuroshitsuji Photobucket
Crimson Rebelion
Shima Gakkö
Ashley Photobucket Magic School
Eien no Haru
Photobucket Photobucket FF Another Fantasy Hitman World
Fortune Black Diamond Heavens door Keyblader World
Mundo Hylian Rol - [TLOZelda rol] Midnight Institute... Vampiros, ángeles, magia y más.
Pokémon Ámbar

Rapidus Terra
Clash of Kingdoms
Egao Bleach Sekai Muge



EAC

Kuroi Bara esta protegido por Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños. Las imágenes, estilos, fonts y demás pertenecen a sus respectivos dueños, entre ellos Zero-chan y Danbooru. Tanto la historia como el reglamento es una creación del grupo administrativo de Kuroi Bara y al igual que el diseño ya que los administradores son miembros de Project Skins. Recuerda que este foro esta hecho para el disfrute de los usuarios. Este foro esta alojado en foroactivo.


Akahoshi Yukiko

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha Aceptada Akahoshi Yukiko

Mensaje por Akahoshi Yukiko el Vie Feb 24, 2012 7:29 am



Yukiko Akahoshi
Aka Humana 18 18 Femenino Pansexual Japonesa Lust


Gustos
Es una adoradora de la sangre de los vampiros... Si no fuera porque estaría dispuesta a dar su sangre para conseguirla podría pasar perfectamente por una del clan de las bebedoras.
Le encanta el chocolate y los dulces, pero el que más el chocolate. Sobre todo si este baña alguna fruta dulce o algo así.
La música clásica.
Le gustan los chicos de ojos profundos y pelo oscuro, serios. Sin embargo en las mujeres prefiere que tengan unos rasgos más infantiles, más llamativos y peculiares.
Le encantan los peluches adorables y los muñecos budú, así como los parches de grupos, pese a que no escucha prácticamente ninguno de los representados.
Disfruta muchísimo con las fotos. Le encante sacarse fotos siempre que puede y exponerlas en un corcho, siempre y cuando sean fotos que se puedan exponer claro.
Curiosamente le encanta que la chantajeen. No puede evitar ponerse en situaciones donde pueda ser chantajeada. Realmente sentirse en situaciones como esa la excita muchísimo.

Odios
Odia que la subestimen o que la tomen por tonta. Es muy orgullosa.
Odia el desorden o, mejor dicho, que muevan las cosas de cómo las dejó ella.
La música electrónica la irrita bastante. No puede con ella, le parece que no es música. La que no es completamente electrónica la tolera, pero lo que es puramente electrónico le da asco.
Odia encontrarse con el chico o la chica perfecta para ella. Sobre todo el primero pues la perfección es algo que le da asco.
La perfección. Para ella que exista algo perfecto es inconcedible, pues todo se puede mejorar siempre.
Que la superen. No soporta que la superen en nada, ya sea en un juego cualquiera como en las notas.
Que se metan con ella por su enfermedad. No puede con esos que le toman el pelo porque no es capaz de ver los treses en hojas blancas, principal motivo de sus malas notas en matemáticas.

Manias
Pese a ser diestra tiene la manía de escribir con la mano izquierda. La costumbre le ha hecho que escriba con mejor letra con la mano que no usa a que con la que debería usar. Solo es ambidiestra para la escritura.
Cuando está nerviosa tiende a morderse el dedo índice de la mano izquierda desde el lateral contrario al del dedo corazón. Hay que admitir que es una pose sexy.
Su peor manía viene cuando necesita beber sangre de vampiro. Para poder soportar eso no puede evitar pellizcarse el pezón izquierdo, con disimulo, y tocarse incluso si está en público. Sin embargo, lo disimula bastante o, si no puede, intenta esconderse para poder hacerlo.

Habilidades
Es una increíble pianista.
Se le da genial todo aquello que requiera utilizar el sentido del oido, pues en su caso distingue los sonidos por colores también.
Es una gran lider en los deportes de equipo y se le da bastante bien comandar en cualquiera, incluso sin saber jugar.

debilidades
Todo lo relacionado con números se le da bastante mal, sobre todo si hay treses en hojas blancas.
La biología. Es algo que no comprende, le lleva demasiadas horas de estucio para no conseguir ni el más pequeño avance.
Las caricias y mordeduras en el cuello, así como las lamidas y pellizcos en los pezones la hacen extremecerse y derrumbarse.
El peor de sus puntos débiles es la zona entre el ano y la vagina. Notar caricias en esa zona la excita por completo pero le deja en un estado de indecisión, pues no sabe como moverse para obligar a quien toca a que vaya hacia uno de los dos agujeros. Se queda completamente sumisa en este caso.

Hobbies
Le encanta tocar el piano y pasar las horas en ello.
Adora sentarse a ver pasar el tiempo.
Su hobbie mas peculiar es estar siempre en busca de vampiros de los que conseguir algo de sangre.

Fobias
Tiene pánico a las gruas, las zonas en construcción y a los materiales de estas, especialmente a las vigas de hierro.
Le asusta también el agua de mar, así como las olas. Es capaz de acercarse a una playa, pero jamás se meterá en el agua de esta salvo que no quede mas remedio.

Enfermedades
Padece de sinestesia, es decir, sus sentidos se activan incluso con cosas que no deberían. En su caso Yukiko ve colores cuando escucha música o unos sonidos concretos. Esto le permite aprender canciones con facilidad y distinguir las voces de las personas incluso cuando no las vé.
En su caso, el mayor problema viene con los números. Los que padecen sinestesia suelen asociar los números a colores de la manera en la que la aprendieron de pequeños. En el caso de Yukiko el orden es el siguiente: 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9
Por lo demás esta perfectamente sana.

Familia
Carece de familia, toda ella murió el mismo día.

Características físicas
Con una altura no demasiado excesiva, Yukiko es una joven que destaca por su brillante cabello rojo y sus exuberantes senos. Su mayor atributo para muchos son esos exquisitos ojos azules que tanto contrastan con todo su cuerpo. Ojos poco profundos, vivos y luminosos que hacen que su pálida piel quede incluso oscurecida. Además de eso, lo segundo mas admirado por la mayoría de personas es ese cuerpo lleno de curbas insinuantes con unas medidas peculiares donde las haya 110-70-100. Pese a esos números tan peculiares no tiene un cuerpo desproporcionado como la mayoría de chicas con su pecho. Tiene unas piernas largas, si, pero en proporción al torso. Estas son torneadas y firmes. Sus brazos son también largos, pero bastante mas delgados, o esa sensación da cuando los tiene cerca del cuerpo, pues el volumen del pecho siempre hace parecer el resto del cuerpo desproporcionado. Finalmente están sus dedos. Es evidente que la muchacha adora el piano pues tiene unos dedos largos y finos, muy cuidados y su rostro se asemeja también a estos. Es alargado y adulto, en vez de redondeado e infantil, lo que le da un aire de persona adulta y hace que su cuerpo no parezca excesivamente rechoncho por el pecho.

#Altura: 1’64 metros.
#Peso: 53 kilos (No es que esté gorda, es que el pecho pesa… uwu)
#Color de piel: Clara, tirando a pálida.
#Color de ojos: Azul puro.
#Color de cabello: Rojo carmesí, bastante brillante y llamativo.
Spoiler:

Características psicológicas

Educación ante todo
Ese es su primer lema, uno que cumple siempre y cuando no esté desesperada porque lleva demasiado sin haber bebido sangre de vampiro. Siempre mantiene una educación de familia de clase alta y unos modales dignos de ello aunque tiene una forma de pensar bastante mas bohemia.

Carpe Diem
El motivo de su forma de ser tan bohemia, tan de vivir el momento es su pasado. Yukiko es una chica que opina que hay que disfrutar de cada momento para sacar el mayor provecho que este otorga. Esto la hace también bastante organizada pues se contradice a si misma al ser capaz de organizar las cosas. Las cosas hay que disfrutarlas al máximo, pero cada una en su momento. Se podría decir que su lema realmente es "vive la vida y prepara el futuro, el pasado es parte de ti pero lo que ocurrió no se puede cambiar".

En mi vida mando yo
Ciertamente es algo que cumple a rajatabla. Nadie que no tenga derecho por rango o cualquier otra cosa puede decirle como debe hacer las cosas. Ella cree que aprenderá de los errores si es necesario o si los comete, que la vida no viene con unas instrucciones. Esto la hace parecer bastante dominante a simple vista.

Las apariencias engañan
No todo es lo que parece en Yukiko. Su carácter se resume perfectamente en una única palabra: Tsundere. Si, parece fría y actua con precaución, tomando las distancias y analizando cada momento al máximo, pero quien la conoce bien puede afirmar que es como una chiquilla diseñada para servir. Su amabilidad puede llegar hasta el punto de obedecer completamente a quien quiere, ama o simplemente a quien la chantajea. En pocas palabras, es tan amable que es tonta. Además, se esfuerza demasiado de manera inconsciente por el bien de los demás y nunca dejará a alguien que lo está pasando mal, ni a su mayor enemigo. Es bondadosa y tiene un corazón muy cariñoso, pero no es fácil llegar a el.

Resumen
Yukiko es como cualquier adolescente, tiene un humor y una forma de ser extraña, todavía por terminar de moldear con unas pinceladas aquí y allá. Es desconfiada por su pasado pero una vez toma confianza es muy cercana, puede que demasiado. Es muy correcta en casi todos los ámbitos de su vida y también muy organizada. Sin embargo, le gusta disfrutar de lo que la vida le da en cada momento y no estar rememorando siempre el pasado. Se podría decir que su punto débil es su adicción, que a veces puede modificar el carácter de Akahoshi a no mas que el de una criada servicial. Si está necesitada de su droga y sabe que así la conseguirá no dudará en hacerlo.

Historia
Yukiko Akahoshi tiene una historia realmente inusual. Como muchacha y única hija de una familia rica su infancia fue realmente vijilada y tenida en cuenta. Desde muy jovencita fue estrictamente educada en todos los ámbitos posibles por todos los profesores que se podían contratar, cada uno experto en diferentes ámbitos y cada uno experto en diferentes edades. Esto provocó una infancia ajetreada pero feliz, pues sus padres eran realmente atentos y salían muchas veces con su hija. Usualmente, durante lo que sería un periodo de educación infantil sus días consistían en estudiar por la mañana, aprender a leer y a escribir así como a contar también para, por la tarde, salir al parque con su madre o con su padre. Eso también se aplicaba a los fines de semana. Durante ese periodo tuvo una profesora realmente imponente, jubilada que rondaba los setenta años pero estricta cual institutriz londinense. Por suerte, era tan estricta como amable y cuidada y se preocupó realmente por la chiquilla. Aquella señora se convirtió en una abuela para Yukiko.

Posteriormente, ya con seis años, sus padres contrataron a tres nuevos profesores mas cualificados y especializados en las materias que querían que su hija comprendiese y analizase. El primero era un chico joven que había ido a Japón desde Gales. Este le enseñaría inglés y le daría a la chiquilla una buena base. La segunda era una chica, también joven, que estaba preparando un doctorado para la universidad y que se encargaría de enseñar a la joven a escribir correctamente, así como también a avanzar en las matemáticas de manera muy superficial. Finalmente su tercer profesor no era otro que un viejo sirviente de la familia. Era un hombre japonés de nacimiento muy educado y sabio al que el padre de Yukiko tenía gran aprecio. Este instruiría a la muchacha y haría que esta supiese actuar con corrección en la sociedad. Fue este mismo el que se percató de un detalle de la joven. Durante una clase de matemáticas el anciano pasaba por la habitación pues tenía que limpiar y observó que la pequeña de la familia Akahoshi era incapaz de leer los números que tuviesen un tres correctamente al igual que era incapaz de realizar cuentas con los treses, como si no los viera. Tras pensarlo unos segundos rescató uno de los libros que la anciana institutrid había utilizado para enseñar a la pequeña a contar hacía años. El trés, para facilitar el aprendizaje de los niños, estaba dibujado en blanco sobre un fondo negro y así sucesivamente en todos los libros de esa editorial. De aquella manera aquél hombre llegó a la conclusión de que la joven padecía sinestesia y por ello dibujó un tres con una tiza roja sobre la pizarra verde. Tras preguntarle el color a la muchacha está afirmó que el tres era blanco y así el hombre explicó el problema. Automáticamente la profesora cambió el sistema y le entregó a la chiquilla unos coadernos que tenían las hojas de papel reciclado, lo que hacía que Yukiko pudiese leer correctamente el número tres.

Los años pasaron y los estudios avanzaron, al igual que su curiosa enfermedad. Sin embargo, decidieron no desperciciar lo que aquella enfermedad permitía y lo explotaron a mas no poder, pues descubrieron que Yukiko mezclaba la vista con el oido y que veía colores al escuchar música. Esto permitió que la jovencísima hija de la familia aprendiese a tocar el piano con una facilidad ilógica. Por su parte, los estudios continuaron sin mayores detalles hasta que cumplió los 8 años.

Para Yukiko aquél es el día mas horrible de su vida, todavía sufre pesadillas con lo acontecido y muchas veces es incapaz de dormir. Pocos meses después de cumplir los ocho años se produjo un fuerte terremoto en la isla del archipiélago japonés donde ella vivía. Esto provocó alarmas de tsunami por toda la isla y la gente corría a refugiarse en lugares elevados solo por si acaso. Su familia tomó el todoterreno y partió de la mansión en dirección a la montaña tras haber sellado la casa para que esta sufriese los menores daños posibles. Apenas habían avanzado tres manzanas cuando se acercaron a un recinto en obras y hubo una réplica del sismo. Repentinamente una de las gruas de la obra tembló y su soporte se partió para comenzar a caer y con ella las vigas que se precipitaron hacia el vacío. Una de estas simplemente cayó sobre el coche de manera vertical, atravesando el techo de este y aplastando al padre de Yukiko. Tras eso, con la niña llorando, la madre usó toda su fuerza de voluntad para salvar a su hija, sacándolas a ambas del vehículo y caminando lo mas rápido que podía cargar con su hija avanzó hacia el monte. Poco a poco en el mar la inmensa ola se levantaba y se acercaba directamente hacia la isla, lentamente pero sin pausa. Cuando la madre visualizó aquella gigantesca ola acercarse, al pasar por una zona de casas pequeñas pero robustas, hizo un esfuerzo y subió a su hija al tejado de una de estas tras subir ella a la terraza. Con la chiquilla en el tejado y ella en la terraza de aquella casa, miró a su niña y sonrió. Sabía que la chiquilla no podría subir a su madre y que ella no podía hacerlo sola. Así se límito a sonreir y decirle a su hija "se fuerte", mandarle un beso y finalmente, esforzarse en luchar unos segundos contra aquella corriente que la arrastraba y que había llegado al segundo piso como si nada, por suerte, sin llegar al tejado. Aquella mujer fue arrastrada y acabó ahogada.

Dias mas tarde encontraron a Yukiko congelada en el tejado, llorando desconsolada, sola en aquél entonces y para siempre. Había perdido a su familia y todo lo que le rodeaba menos una cosa, el dinero que sus padres le habían dejado. Aquella inmensa millonada y esas últimas palabras "se fuerte". La chiquilla fue internada en un orfanato y siguió estudiando allí. Los primeros días, los primeros meses, los dos primeros años, fueron realmente horribles. Estaba en un lugar nuevo, donde no conocían su enfermedad y además no querían creerla. Además, el destino parecía estar en su contra y los tres profesores, así como todos aquellos que conocían de la sinestesia de Yukiko habían muerto también durante el sismo. Desdichada y despojada de todo lo que era y tenía, pasó un tiempo horrible, pero esto le hizo fortalecer su carácter. Se volvió fuerte, como su madre le había pedido, e ignoró todos los problemas que sus compañeros le provocaban, todas aquellas meteduras picajosas que solo pretendían hacer daño a la recién llegada... Sin embargo, el problema que ella tenía con los treses desde pequeña no tenía solución en aquél lugar y sus notas en matemáticas, así como en el resto de asignaturas por la falta de ánimos, bajaron de manera exponencial.

Si, Yukiko había pasado de ser una chica con conocimientos de matrícula a ser una niña mediocre que aprobaba a duras penas. Hasta que cumplió los 16. Fue entonces que todo cambió, que todo se desveló. Al cumplir 16 años ya tenía autoridad sobre su médico y le hizo hacerle las pruebas de la sinestesia tras mucho insistir. Finalmente el doctor accedió a realizarle un escaner mientras le hacían escuchar música y aquello desveló, esta vez oficialmente, que la muchacha tenía sinestesia. Además le hicieron un peculiar test de una imagen con muchos cincos y en la que en un punto había 8 doses que rodeaban a un cinco. Todos ellos eran negros, pero Yukiko diferenció al instante los doses, pues ella veía los cincos naranjas y los doses azules. Esto provocó que sus compañeros dejasen de meterse con ella y que los profesores tuvieran mas cuidado y precaución con la chiquilla. Sus notas comenzaron a mejorar de nuevo aunque no consiguió llegar las matrículas, había perdido demasiada costumbre de estudiar. Pocos meses después la directora del internado contrató a un chico joven y apuesto para trabajar en la cocina. Era realmente atractivo con aquél pelo negro y esos ojos tan profundos. Sin dudarlo, Yukiko empezó a acercarse al muchacho.

El primer encuentro fue casual, en el comedor, cuando el chico servía la comida y ella cogía el plato. Solo fueron unas miradas, llenas de amor juvenil, de deseo inexperto que ansiaba probar por primera vez el fruto del placer. Se podría decir que se habían entendido y amablemente Yukiko se quedó después de comer para ayudar a recoger. Era la primera vez que ocurría algo así, nunca uno de los chicos o chicas de la casa de acogida se había quedado voluntariamente a ayudar a recoger. Entablaron conversación, se presentaron y decidieron quedar por la tarde, pues la inocente Akahoshi Yukiko al ser mayor de 16 años tenía permiso para salir por la tarde y pasar el fin de semana en casa de amigos siempre y cuando avisasen. Así, pasó una tarde idílica aunque bastante común con aquél chico. Fueron a pasear al parque y a cenar a un restaurante pues el chico solo trabajaba por las mañanas en el orfanato. Lo curioso fue en la cena. El chico se hizo un corte en un dedo y Yukiko quiso hacerse la chica sexy, así que de manera picarona le tomó la mano y relamió aquél dedo de manera juguetona. Si el chico se llevó una sorpresa, la que se llevó Yukiko fue aun mayor. Al beber un poco de aquella sangre una extraña sensación de deseo se apoderó de su cuerpo. Estaba completamente excitada y acalorada y no sabía como actuar. Fue entonces que el pelinegro decidió que era hora de irse a casa así que pagó la cena y se fueron. Sacó el móvil y llamó al orfanato para avisar de que Akahoshi Yukiko se había torcido el tobillo jugando a baloncesto con los amigos y que para evitar la caminata hasta la casa de acogida la acogería durante el fin de semana para que no moviese demasiado el pié. Mentira y grande, pero eficaz. Tras unas palabras de agradecimiento por decidir acoger durante la noche a la torpe chiquilla ambos se encaminaron hacia el piso del muchacho.

No era el mejor piso del mundo, pero era perfecto para aquella noche. Nada más entrar por la puerta el varón se desnudó y tomó a Yukiko desnudándola también. Fue una noche de loca pasión e intenso placer que solo acabó cuando Yukiko, exhausta tras la tercera vez se quedó dormida. El muchacho fue cuidadoso y la tapó, la vistió con la chaqueta de un pijama suyo y organizó un poco la casa. Al día siguiente Yukiko se despertó en la cama, por primera vez en bastante tiempo no había tenido pesadillas con el día en que lo perdió todo, y sus ojos brillaron de emoción al ver un jugoso desayuno servido en bandeja en la cama. Mientras la joven comía el chico le explicó lo ocurrido, le explicó lo de los vampiros y que el era uno de ellos. A Yukiko no le importó en absoluto, es más, preguntó a ver si podía probar de nuevo aquella sangre. Posiblemente aquél fue el día en el que la adicción de la joven comenzó. Volvió a probar aquella droga y al día siguiente también, y al siguiente y así sucesivamente. Llegó un tiempo en el que Yukiko no podía pasar sin probar un poco de sangre todos los días y empezó a desarrollar unos comportamientos indecentes pues cuando no bebía sangre por un tiempo, llegaban momentos en las que no podía soportarlo y necesitaba excitarse para intentar alcanzar una mísera parte del placer que aquella droga le generaba. Además, generó también una especie de engaño psicológico. Desde entonces Yukiko no puede evitar sentirse excitada cuando la chantajean, pues su cerebro relaciona el chantaje con la obtención de sangre, pues el muchacho no era tonto y a veces la chantajeaba un poco antes de darle lo que pedía.

Finalmente, cumplió los 18 años. Era mayor de edad y no tenía porqué quedarse en aquél lugar. Concretamente le hicieron una invitación. El estado le ofrecía ir a la academia Kuroi Bara, pagándole la primera incripción al colegio, donde podría estudiar y vivir o sino, podía ir a un colegio público y tener una casa que el estado pagaría el primer año. Ella no lo dudó, decidió ir a la academia de renombre recordando que su pareja de noches locas había estudiado ahí. ¿El chico? El chico había desaparecido un par de meses antes. Todo el mundo pensaba que se le había acabado el contrato y que no se lo habían renovado, por lo que había ido a otra ciudad a trabajar. La verdad era que la directora del orfanato, una humana que odiaba a los vampiros, había incinerado al chico sin saber que Yukiko era su amante. De haberlo sabido la vida de Akahoshi Yukiko habría corrido peligro.

Ahora Yukiko está frente a las puertas de un nuevo colegio y una nueva vida. El informe médico avisa de su sinestesia pero no dice nada de su adicción a la sangre vampira. ¿Podrá ocultarlo o se descubrirá su adicción? ¿Encontrará a alguien con quien saciarse o tendrá que sufrir sin lograrlo? La vida que le espera esta todavía por escribir. Akahoshi Yukiko ha llegado al único lugar donde todas las rosas no son rojas.

Asignaturas optativas
Música
Geografía
Geología
Física

•Nombre original: Rias Gremory
•Anime/Manga/Videojuego al que pertenece: High School DxD
No todas las rosas son rojas.




Última edición por Akahoshi Yukiko el Jue Mar 01, 2012 7:43 am, editado 3 veces
avatar
Akahoshi Yukiko
Rosa Blanca
Rosa Blanca

Femenino Mensajes : 26
Edad : 24
Nacionalidad : Japonesa
Edad PJ : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ficha Aceptada Re: Akahoshi Yukiko

Mensaje por Invitado el Lun Feb 27, 2012 9:13 am

Ficha Aceptada
Recuerda poner el link de tu ficha en tu perfil y pasar por registros
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.